08 febrero 2012

Arroz con Frijoles

  
            Tengo unos vecinos cubanos que muchas veces nos enseñan su modesta pero rica y bien aprovechada cocina. Me gustaría decir algo de ellos; son gente humilde, acostumbrados a vivir en del campo, que te dan lo que tienen y te molestan lo menos posible.  Intentar empatizar con ellos no es difícil  porque en su país las cosas cada vez están peor, tanto que hasta les falta lo más básico. El tema de los niños es algo que me entristece mucho. Me cuentan que no pueden disfrutar de un juguete en condiciones, de un coche, una muñequita…. ni de unas golosinas, no pueden disfrutar del sabor de un simple caramelo de fresa. Esto me parece muy injusto. Y yo muy poco puedo hacer desde aquí, solo dedicarles esta entrada a todos ellos.
El arroz con judías negras o frijoles como los llaman en su tierra es un plato también conocido para nosotros, la única diferencia es que ellos suelen mezclarlo y lo llaman congrí. Nosotros lo hacemos cada uno en una cacerola diferente y después lo juntamos en el plato.



Ingredientes para el arroz:
 250 gr. de arroz blanco normal
3 dientes de ajo
Sal
Aceite de oliva
Agua
Preparación:

Ponemos un poco de aceite en la cacerola y freímos los ajos hasta que doren un poco, incorporamos el arroz y le damos algunas vueltas, luego el agua correspondiente, según indica el fabricante, y por último la sal.


Ingredientes para las judías negras:
500 gr. de judías negras
100 gr de panceta
1 trocito de chorizo
1 trocito de morcilla
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 trozo de pimiento
Sal
Aceite de oliva
2 hojas de laurel
1 ramita de tomillo
Preparación:
Debemos dejar las judías en remojo desde la noche anterior para rehidratarlas, luego, batimos el templume (ajos, cebolla, pimiento) en la batidora y lo incorporamos a un caldero junto con el agua, las judías, la sal, la ramita de tomillo y las hojitas de laurel, el bacon,  la morcilla y el chorizo. Lo dejamos todo hacer a fuego lento hasta que las judías estén tiernas, cosa que en mi caso pasó después de la 1 y 30 minutos de cocción.
Luego lo servimos por separado y cada cual lo mezcla en su plato al gusto.

13 comentarios:

laury dijo...

pues este plato cubano me parece la mar de rico oye,y me parece muy bonito dedicarles la entrada.
saludos

Carolina dijo...

En mi casa se prepara un plato parecido, aunque lo llamamos distinto. Debe ser por mis antecedentes cubanos, mi abuela era de allí.
Besitos

Anita. dijo...

un plato de lo más rico, me encanta, me comía un buen plato ahora mismo ;-)
besitos,
Ani.

La Cocina de Sandra dijo...

Que te ha quedado de lujo las habichuelas negras. Yo las hago un poquito diferentes pero el resultado es muy parecido al tuyo. Me encanta ver como te conmueve la situación de su país a nosotros nos queda orar para que todo mejore.

Un besito

foodtravelandwine dijo...

Que linda dedicatoria.....un plato delicioso....y ojala todo mejore para ellos......Abrazotes, Marcela

María dijo...

Me gusta esta entrada. Creo que las personas que se ven obligadas a abandonar su pais y venir a otro desconocido para ellos merecen todo nuestro respeto porque no hay duda de que para dar ese paso hay que ser muy valiente y estar pasandolo muy mal en tu tierra. Además, de ellos tenemos mucho que aprender como este rico plato. Un besazo.
cosicasdulces.blogspot.com

Rosendo Hurtado dijo...

Estupenda receta y estupendo blog! Me quedo por aquí!
http://cocinaros.blogspot.com

carmen dijo...

Un plato bien completo, y que tiene que estar bien rico, siempre he mezclado el arroz con lentejas o con garbanzos y con alubias nunca, un beso

Mary dijo...

¡Qué maravilla de plato, para mí tentador!!! Quiero un poquitoooo!!!

jantonio dijo...

También siente mucha cercanía y cariño por le pueblo cubano. Y también le tengo mucho "cariño" a este pedazo de guiso de judías.
Un abrazo.

Nathalia dijo...

Hola Cúrcuma, gracias por tus saludos y por tu visita.
Que triste es lo que pasa en Cuba, tengo conocidos cubanos y cuentan historias muy tristes. Lo peor es que es algo cotidiano. Por eso siempre he admirado el espiritu alegre de estas personas. Creo que con su actitud muchas veces nos dan una lección de vida.
Lindo post.
Un abrazo

rosa dijo...

Ya veo que los frijoles son para la dieta. Yo comí los frijoles con arroz en Cuba y me encantaron, pero no tenían tanta sustancia. Moros y cristianos creo que lo llamaban.

sofiaaurora dijo...

Muy bonito por tu parte el dedicarles esta entrada a tus vecinos, precisamente tengo unos frijoles y ayer estaba pensando en hacerlos de esta manera, besos