30 octubre 2011

Hígado en mojo rojo


El hígado en mojo rojo es una receta típica de nuestra gastronomía, no tiene mucha ciencia salvo el toquito del mojo, (que es el que cuesta hacer) pero que si lo compras hecho ya o tienes suficiente de alguna vez que has hecho….pues es muy sencilla.


Ingredientes para 2 personas:

500 gr de hígado de ternera

Para la fritura:

2 cebollas medianas
1 puerro
4 dientes de ajo
½ pimiento rojo o verde
Aceite de oliva
½ vaso de vino blanco
Sal
Una pizca de tomillo
Una pizca de laurel
Mojo rojo picón o suave


Preparación:

      Picamos todos lo ingredientes para la fritura y con un chorrito de aceite de oliva los rehogamos a fuego lento. Una vez que esté casi hecha, incorporamos el ½ vaso de vino blanco y seguimos cociendo. Antes de apartar ponemos las especias. Mientras tanto partimos el hígado en trozos cuadrados más o menos del mismo tamaño y los sofreímos, pero poca cosa.

      Pasamos por la batidora la salsa y la pasamos a caldero, junto con el hígado y un poco de agua. Dejamos cocer a fuego lento para que la carne se impregne de la salsa y unos 5 minutos antes de apartar, incorporamos dos o tres cucharadas de mojo rojo, suave o picante, según gustos, vamos probando por si tiene poco sabor y necesita más mojo. Y ya tenemos esta receta típica de la gastronomía canaria que acompañada de unas buenas papitas arrugadas (como veis en la foto) está de vicio.


      **Tengo pendiente la receta del mojo rojo, pero como he dicho alguna vez es un proceso muy laborioso, porque una vez que hayamos recogido las pimientas tenemos que esperar unos meses hasta que se sequen (al aire) para luego cortar, sacar las semillas, y la vena, rehidratar, guisar y posteriormente hacer el mojo.

16 comentarios:

Labidú dijo...

Si que tiene que ser complicado el preparar el mojo rojo!!!! De paciencia y de tiempo!!! Seguro que este higado está muy rico, menudo color que tiene el plato!!! Besinos.

Carolina dijo...

Cúrcuma, yo me quedo hoy sólo con el mojo, que el hígado y yo no nos llevamos muy bien, jeje
Besitos

laury dijo...

pues tiene una pinta fantastica! aunque el mojo nunca lo he probado..no me importaria meter un cachito de pan en la salsa jeje
un saludo.
http://conaromaacaserito.blogspot.com/

Salomé dijo...

Como soy muy rara me encanta el hígado y nunca lo preparé así, me guardo la receta! Besos

Trini Altea dijo...

Viendo la receta tiene que estar delicioso.

Un beso

jantonio dijo...

A mi mujer le encanta el mojo y está comprando un mojo suave que nos está gustando bastante.
El olorcito me lo estoy imaginando.
Un besote.

Anita. dijo...

qué plato tan rico...tiene una pinta espectacular...
besitos,
ani.

Rosendo Hurtado dijo...

Qué pinta tiene ese mojo!! Para dejar el plato limpio!!

Pi dijo...

Me gusta el hígado pero nunca la he probado como tu nos la propones. Asi que me llevo tu receta y ya te contaré.

Besossssssssssssss

Paco dijo...

Buenos días Cúrcuma. Que receta más rica que nos has preparado hígado con mojo. El mojo me parece maravilloso como lo has preparado y creo que con el hígado liga muy bien. Hoy en día el hígado no se consume tanto, pero antiguamente era un plato que rara vez faltaba en los hogares.
Un saludo Paco

carmen dijo...

Que rico tiene que estar en esa salsita, en casa nos gusta mucho el higado, un beso

Curcuma dijo...

Gracias por vuestros comentarios. En las islas utilizamos el mojo no sólo como salsa sino como adobo para diferentes recetas como es el caso de este hígado. Le da a los platos un saborcillo diferente. Saludos.

Mada dijo...

Me encanta el higado! Pero siempre lo hago empanado o encebollado, y esta es una buena forma de cambiar.. Tiene una pinta estupenda.. y lo probaré, eso seguro.
Me quedo por aqui para acompañarte.
Y te invito a visitar mi blog
http://ysihubierasidococinera.blogspot.com.es

pelayo dijo...

estoy de acuerdo con la receta,lo unico que creo es que es mejor freir el higado antes de trocearlo,es menos engorroso

Anónimo dijo...

creo que es mejor freir el higado antes de trocearlo

Curcuma dijo...

Gracias por el apunte Pelayo, visto así si que es más facil cortarlo despues de frito. Lo tendré en cuenta, para otras veces. Un saludo.